FORMADOR O ILUSIONISTA.

FORMACION

Muchos trabajadores o desempleados se marcan como objetivo del nuevo año, formarse en aquellas materias y capacidades en las que necesitan adquirir nuevos conocimientos o reciclar los que ya tienen.

Ya ha pasado el primer mes de 2020. Tras este mes, es momento de ponerse muy en serio con los propósitos del nuevo año.

Ya se sabe: renovarse o morir.


Un curso sobre cómo ser tu propio Community Manager para tu comercio. Un curso para aplicar el marketing digital en la pyme. O quizás un curso de edición de imágenes y vídeos para crear tus propios contenidos digitales para tu web.

Pero por otro lado, está la movitacion. Y en este aspecto, los formadores juegan un papel muy importante y prioritario para que puedas alcanzar tus objetivos y no abandonar el rumbo hacia el exito que te has marcado.


Son muchos formadores y comerciales de formación los que aparecen con argumentos y discursos que venden formación con un sólo beneficiado:

ÉL MISMO o la formadora a la que pertenecen.

El problema está en que muchos alumnos y muchas empresas ‘pican’ y contratan a estos «formadores y formaciones»

A lo largo de este post, te daremos las claves para desenmascarar a estos vendedores de humo e ilusionistas que en realidad se vuelven espejismos a media que pasan las jornadas de formación.

Ilusionista vs formador


El formador posee unos conocimientos profundos y actualizados sobre la materia que va a compartir. Cuando ese curso finalice, el alumno tiene asegurado y garantizado que sabrá más del tema que cuando comenzó dicha formación.

El ilusionista habla demasiado y de muchos temas. Su mensaje no queda claro. Su discurso viene dado por algún contenido de poca envergadura y que se rodea de una retahíla de chistes, vivencias personales o anécdotas que envuelven al alumno.

El formador tiene un objetivo: guiar a su alumno en su proceso de mejora, que su alumno adquiera e interiorice aquellos conocimientos que ha venido a aprender y resolver los problemas que durante el aprendizaje puedan surgir.
En lo que respecta a la formación de adultos, trabajadores y desempleados, su objetivo general debe ser Mejorar la preparación de sus alumnos de manera clara, real y que dicha mejora sea medible y cuantificable respecto a aumento y mejora de los conocimientos previos a la formación, por parte del alumno .

El ilusionista busca el asombro y la ovación de su éxito personal . La euforia colectiva. Busca la conexión y con el alumno y la admiración de éste a través de las emociones.Vende SU historia para que el alumno tome ejemplo de él. Pero en realidad el éxito de sus procesos en la empresa no están demostrados y seguramente para tí no sirvan absolutamente para nada. No son conocimientos fundamentados ni con ninguna base teórica real. Son como los vendedores ambulantes de ungüentos o los predicadores de las películas que muestran los milagros de su dios.

El formador ha estudiado y reciclado sus conocimientos, ha puesto en práctica sus conocimientos dentro del mercado laboral y comparte experiencias que funcionan. Y el propio alumno comprueba que semana tras semana mejora en un ámbito si va aplicando y poniendo en práctica los conocimientos o capacidades adquiridos.

El ilusionista no busca aportar unos conocimientos concretos o unos contenidos teóricos basados en modelos de actuación o paradigmas. Su sabiduria se basa en las frases hechas. Los eslogan y las «buenas palabras». Ganarse el aplauso fácil.

TODO ES POSIBLE porque yo lo he logrado.

El formador apuesta por el esfuerzo y la constancia de manera amena. Su forma de transmitir el conocimiento está muy influenciada por el saber motivar a los alumnos y al mismo tiempo mantener y exisgir una disciplina, esfuerzo y compromiso con la tarea por parte de sus aprendices.

En resumen, existen múltiples «personajes» que proclaman gurús de los temas de moda (Redes Sociales, Big Data, Comercio electrónico, etc) o auténticos catedráticos en diversas disciplinas y conocimientos que muestran su medalla de oro como dogma de fe, ya que ellos han triunfado con su sistema y sus procesos. Sin embargo, a medida que pasan los dias de la formación, sus alumnos continuan sin adquirir conocimientos que puedan trasladar a sus perfiles profesionales o negocios.

En GEDIX FORMACIÓN podemos garantizar a nuestros alumnos y a nuestras empresas clientes, que tanto nuestras acciones formativas, como nuestros formadores se encuentran entre los mejores. Manteniéndose actualizados y siendo profesionales en activo dentro del mercado laboral y del sector en el que forman al alumnado. Podemos presumir que contamos con formadores con los mejores currículos contrastables, tanto a nivel pedagógico como profesional,

Fundación Estatal para la Formación en el Empleo. Estadisticas

profits-1953616_1280

EL MEJOR EMPLEADO: LA FORMACIÓN

A día de hoy, 18/01/2017, las empresas están realizando 33.908 cursos para sus trabajadores, financiados con ayuda de las bonificaciones a la formación.

Desde el 1 deenero de 2017, 28.468 empresas ya están haciendo uso de su crédito de formación para este año (Fuente: http://www.fundae.es/Observatorio/Pages/Datos-estadisticos.aspx)

Para formar a sus empleados existe un amplio catálogo de acciones formativas a las cuales las pymes pueden acceder de forma gratuita gracias a las bonificaciones a la formación establecidas para que las empresas mejores y actualicen las competencias y cualificación de sus trabajadores.

Todas las empresas disponen de un crédito para realizar formación que es bonificable en la cotizaciones a la Seguridad Social, el importe mínimo del que disponen todas las empresas es de 420€; pero puede aumentar en función del tamaño de la empresa y sus cotizaciones a la formación.

Cada empresa puede decidir qué formación es la que sus asalariados necesitan para incrementar su cualificación y competencias, y cuándo es el momento adecuado para realizarse. Aunque es habitual que la formación se deje para el último trimestre del año, no es lo más recomendable, ya que se juntan con un momento de mayor agitación empresarial, con los cierres del año, días festivos y puentes, picos de producción…

Desde GEDIX FORMACIÓN animamos a su empresa y a sus empleados a realizar las acciones formativas durante el primer semestre del año para que el aprovechamiento sea el máximo tanto durante la propia formación; así como, para que los resultados de este reciclaje o incorporación de nuevas habilidades y conocimientos dé sus rendimientos y beneficios antes de finalizar el año.

Si su empresa quiere conocer el crédito que tiene disponible para destinar a la formación de sus empleados durante este año 2017, contacte con nosotros y le realizamos la consulta.

FORMACIÓN CONTÍNUA: FORMACIÓN ONLINE

7 principios para asegurar el éxito de los proyectos de formación online

La Formación continua a los trabajadores es una realidad que ha venido para quedarse.

onlineEl hecho de la implantación de las nuevas tecnologías, la alta competencia del mercado, un mercado en constante cambio y con necesidades que necesitan ser cubiertas en un tiempo casi “ipso facto” así cómo múltiples factores; hacen que las empresas
necesiten ser flexibles y rápidas en adaptarse
a las nuevas necesidades internas para poder dar respuestas inmediatas a sus clientes.

Esta flexibilidad y adaptabilidad viene dada por la adquisición de nuevos conocimientos y competencias-habilidades por parte de los recursos humanos que componen la empresa, y la especialización de los empleados no es nada nuevo.

Sin embargo, para que esta formación de los empleados no sea un aprendizaje deslavazado e individualista es necesario que el sumatorio de los conocimientos adquiridos por cada uno de los trabajadores sumen un todo que aporte un valor al total de la empresa. Este plan de formación debe generar un alto impacto tanto en la empresa como en sus trabajadores.

Aquellas organizaciones que hayan creado un buen proyecto global de formación para su empresa habrán visto implementada su productividad, competitividad y compromiso de los empleados.

Por ello, CrossKnowledge, empresa proveedora de sistemas de aprendizaje a distancia a nivel mundial, ha elaborado un documento, a modo de guía, que recoge los 7 principios que deben aplicarse a la hora de construir un proyecto de formación online de éxito.

1. La inversión en compromiso y motivación de los empleados.
Aquellos empleados a los que va dirigida la formación deben recibir previamente una información sobre la motivación que la empresa tiene hacia su persona. La empresa debe hacer ver el valor que dicha formación tiene para el empleado más allá del aprendizaje en sí mismo, hay que mostrar al empleado la confianza y el proyecto de carrera hacia dónde se le está proyectando, hacerle sentir importante para la empresa independientemente del puesto asignado. Se le está retando a ser mejor

2. ¿Recordar, comprender y aplicar?
La formación a realizar por el trabajador debe responder a un todo dentro de la empresa. Éste aprendizaje debe ser dinámico y con una funcionalidad orientada al propósito que la empresa tiene previsto a corto, medio y largo plazo.

3. Demostrar el valor del programa a través de resultados mensurables
Con un análisis previo sobre la mejora real con datos numéricos que la formación aportará a la empresa, asi cómo para los empleados, va a permitir incentivar a las plantillas de trabajo y mejorar la calidad de su trabajo.

4. El aprendizaje debe ser construido, no adquirido
CrossKnowledge recomienda crear un ecosistema donde cada individuo pueda aprender y enseñar o aportar aquellas habilidades y conocimientos que puedan nutrir a otros compañeros, avanzando así en la alineación del trabajo de todos los trabajadores de una compañía. Trabajar sobre este nuevo enfoque de aprendizaje revierte en el papel que adquiere el estudiante que pasa de ser un mero espectador, a participar activamente del proceso, aumentando así su compromiso y amplificando la precepción que tiene sobre cómo la empresa le valora como individuo.

5. El aprendizaje como un proceso emocional
Siguiendo en esta línea de las emociones que pueden despertarse en los empleados que acceden a estos sistemas. CrossKnowledge apela a la incorporación de las mismas durante la experiencia formativa, tratando de alejarse de su control y aprendiendo a usarlas para aumentar los niveles de compromiso y retención.

6. El aprendizaje debe ocurrir en un ambiente seguro
Este entorno de aprendizaje no debe ser un condicionante negativo para aquellos que no logren seguir en modelo formativo implantado en la empresa. El modelo deber ser motivador y un agente identificador de carencias al mismo tiempo que un facilitador de la adquisición de las mismas

7. La formación puede ser en cualquier lugar y momento
La motivación por aprender cuando es real debe facilitarse al empleado. Una de las formas más factible y de mayor rapidez y comodidad para el alumno es poder acceder a los contenidos de forma en cualquier momento y en cualquier lugar. Esto se consigue con las plataformas virtuales de formación, que cada dia son más dinámicas, de mayor usabilidad y con mejor adaptación a las necesidades que los empleados tienen a nivel de conocimientos y conciliación

Formación Continua en las Empresas

¿QUÉ PUEDA APORTARNOS LA FORMACIÓN CONTINUA A NUESTRA EMPRESA?

empresa

Desde el origen del ser humano, la acumulación de experiencias se ha ido transmitiendo de una generación a las sucesivas mediante los medios de comunicación que hemos ido teniendo a nuestra disposición: símbolos, palabras, escritos, películas, etc., todo un conjunto de procedimientos para que los humanos que han ido viniendo, no precisaran vivir en su propia carne, la experiencia y las aportaciones que habían vivido sus antepasados.

Este es el fundamento de la formación en la empresa: Acumular conocimientos ya experimentados y permitir avances en la reflexión y mejora de los procesos de trabajo.

Hoy en día, el modelo de actuación de todas las empresas viene determinado por la rápida evolución que se está dando en los mercados: usuarios, empresas y regulaciones en los mercados que  se modifican a una velocidad difícil de seguir.

Dos han sido los desencadenantes de este dinamismo:

  • La modificación de las utilidades tradicionales de los productos que genera la rápida obsolescencia y un ciclo de vida cada vez más corto, precisando de la innovación como una herramienta de uso continuo e imprescindible.
  • La implantación del “mercado abierto” que ofrece Internet hace que se modifiquen constantemente las aspiraciones de los clientes, sus pautas de uso/consumo y lo que es más importante en términos de estrategia empresarial: el contacto directo entre consumidores y consumidores y productores.

Un esquema de mercado difícil de seguir, pero necesario para las empresas con vocación de futuro.

En este boceto de mercado que presentamos, ¿qué ofrece la formación a las empresas?:

  • Actualización de sus RRHH, para abordar el permanente proceso de innovación que las empresas necesitan.
  • Recoger experiencias ya superadas y promover análisis, procedimientos y soluciones adecuadas a la realidad de cada cual y de sus mercados.
  • Dotar a la empresa de agilidad y profesionalidad. Variables estas que son determinantes.
  • Ayudar eficazmente a la modificación de los procesos de actuación y trabajo.
  • Incentivar a los RRHH.

Pongámonos por un instante en lo que sería nuestra empresa con procedimientos de trabajo de hace 5 años, de 25 años, más atrás… ¿verdad que no sería posible? Pues para que esta misma respuesta no sea la misma que nos haríamos dentro de algún tiempo, un factor determinante es capacitar permanentemente a las personas que formamos la empresa. Sin limitación del tamaño de la empresa y del número de sus componentes.   

Pepe Ferrer
Director General