¡¡¡Súmate al Reto!!! Aprende todo lo necesario sobre la Transformación Digital

Continuando con el artículo de la semana pasada…

(pincha aquí para leer +)

ADAPTARTE A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS ES TU PROPIO RETO, NO DEPENDE DE NADIE

¿Eres de los que desconectas en cuanto oyes hablar de Nuevas Tecnologías? ¿Te asusta que los “ robots” te vayan a quitar el trabajo?¿ O eres de los que aunque no sabes muy bien hacia dónde lleva esto de las Nuevas tecnologías y procuras ir aprendiendo a usarlas e incluirlas en tu día a día?.

Debes saber que estos miedos, que la mayoría de la población tiene, no son infundados. Desde hace décadas la disrupción de las Nuevas Tecnologías a hecho que numerosos puestos de trabajo hayan ido desapareciendo. Y esto es una realidad que hay que asumir.  Del mismo modo, dicha disrupción de Nuevas Tecnologías ha hecho que se creen nuevos perfiles profesionales y puestos de trabajo que hasta entonces no existían y que ahora son fundamentales en una empresa.

Según afirmó Antonio Rodríguez, presidente de Berocam Consulting, en el foro Digital Summit 2018: “Las ocupaciones relacionadas con recoger y procesar datos, así como aquellas asociadas a un trabajo más físico, tienen un potencial de sustitución  de , prácticamente , un 50%”

Todo apunta a que El 80% de las empresas no digitalizadas están avocadas a desaparecer en un futuro próximo.

El reto está en transformar el modelo de trabajo actual, y para que esto ocurra, debemos apostar fuertemente por  la formación de las generaciones venideras.

Si logramos que las generaciones que están por venir logren estar formadas y actualizadas en las Nuevas  Tecnologías que van irrumpiendo, el impacto será menor y mucho más positivo. Debemos formar a la población en las competencias digitales necesarias para que la gente se adecue a las necesidades del mercado laboral.

Por tanto, si queremos evitar el desastre global del país, y en concreto de cada una de nuestras empresas y economías individuales, debemos reaccionar a tiempo y apostar por la educación y formación en competencias, capacidades y destrezas adaptadas para la Transformación Digital que estamos viviendo.

Si echamos la vista atrás ,de una forma objetiva y ajustándonos a datos, en los últimos 150 años, la tecnología ha construido más empleos que ha destruido. Sin embargo, lo que actualmente nos asusta es el corto plazo de estos cambios tecnológicos y la capacidad de subirnos a este tren con la suficiente agilidad de gestionar esta transición.

Y el primer paso está en la educación. Y por ahora, los procedimientos formativos continúan más centrados en memorizar que en entender. Por tanto, también es urgente el cambio que debe sufrir el sistema educativo español para poder enfrentarse al reto del avance tecnológico al que nos enfrentamos de manera global, y al cambio del modelo de empresa y empleos, en particular.

La necesidad de cambio  no sólo recae en el sistema educativo, parte de la responsabilidad recae a su vez, y en el mismo grado, sobre las organizaciones y empresas.

Para ello, Isabel Araque, secretaria confederal de UGT , mencionaba la necesidad urgente de legislar para evitar los peligros de esta transformación. Para la secretaria: “Las oportunidades que brinda la tecnología tienen que venir acompañadas de políticas de empleo efectivas para recuperar el talento”.

Por el momento, los puestos de trabajo que se podrían realizar de forma automatizada no se están viendo destruidos; debido a los costes de implantación de dicha Nueva Tecnologia. Sin embargo, todo apunta que, aunque dichos empleos no desaparezcan si sean trabajos precarios.

Por tanto, otro de los retos ante el que nos encontramos, para evitar el desastre laboral, es que la sociedad entienda la necesidad de afrontar sus propios reciclajes y aprendizajes en materia de nuevas tecnologías. Y abogar por un aprendizaje no reglado que ayude a los trabajadores a enfrentarse a su propia evolución individual hacia la incorporación de las nuevas tecnologías en sus vidas profesionales y personales.

¿Cómo nos comportamos cuando perdemos nuestro empleo?

Aunque se acerca la temporada de verano y en ésta época  siempre aumentan las contrataciones temporales, sobre todo en el sector servicios, para dar cubertura al periodo estival y el aumento de turismo en nuestro país; La tasa de desempleo continua siendo muy alta, y la búsqueda de un nuevo puesto de trabajo debe tomarse como un trabajo en sí mismo. A esta búsqueda de empleo hay dedicarle las horas, el empeño, la constancia y la planificación de nuestra estrategia tal y cómo se planea una estrategia empresarial, con sus objetivos y sus análisis del desarrollo de la actividad realizada para alcanzar la meta fijada.

 

Es momento de diseñar una buena planificación para acceder a la vacantes solicitadas asi como proponer nuestra candidatura voluntaria, también es momento de ampliar nuestra red social de contactos que puedan ayudarnos a informarnos de oportunidades asi como proponernos como candidatos a determinadas propuestas laborales. Y por supuesto, es momento de formarse y/o reciclarse en nuevos campos y en los ya conocidos.

 

Por este motivo, la Comunidad Laboral Trabajando.com – Universia ha realizado una encuesta, en la que han participado  1.932 personas, para conocer cómo nos comportamos cuando perdemos nuestro empleo. 

Los resultados obtenidos nos indican  que  59% de los encuestados comienzan a realizar una búsqueda activa de empleo antes de finalizar el mes siguiente  a la extinción de su contrato. Este porcentaje disminuye hasta el 21% en aquellos encuestados que vuelven a la búsqueda de un nuevo empleo entre los 3 y 6 meses desde la finalización del empleo anterior. Y dicho porcentaje vuelve a bajar hasta el 6%  para aquellos que buscan empleo pasados entre 1 y 3 meses y un 14% para aquellos que lo demoran hasta pasado más de un año.

Otra de las variables estudiadas durante la encuesta es el tiempo que los encuestados llevan desempeñando una actividad relacionada con su perfil profesional. Y los datos obtenidos arrojan que la friolera de un 45% de los encuestados lleva más de 1 año realizando un trabajo que nada tiene que ver con su perfil profesional. En esta misma línea de encuestados que están desempeñando un trabajo que nada tiene que ver con su cualificación profesional, el 94% de los encuestados dice estar buscando empleo acorde con su perfil profesional mientras trabaja desempeñando otras tareas y trabajos que nada tienen que ver con su profesión.

Además, el 92% de los participantes en la encuesta afirma que estaría dispuesto a estudiar otra carrera o cambiar de oficio si el tiempo en encontrar un nuevo empleo se demora mucho.