Depresión o Estrés Postvacacional. Aprende a prevenirlo e identificarlo

estres postvacacional

Si acabas de regresar de unos días de merecido descanso, pero al volver a la rutina y al trabajo sientes que no tienes ganas de hacer nada, agobio, cansancio sin motivo aparente, desilusión generalizada… Estás sufriendo el conocido estrés  o depresión postvacacional.

A continuación te ayudamos a identificarlo y tratar de superarlo tras unos días de regreso a los hábitos cotidianos y al trabajo.

 

Síntomas del estrés postvacacional

El cansancio y la apatía son los principales síntomas del estrés postvacacional, que se produce con la vuelta al trabajo  y la rutina después de las vacaciones. Vivir en un entorno urbano y estar descontento con el trabajo son dos factores que pueden desencadenar con mayor facilidad estos trastornos postvacacionales El cuadro de ansiedad  y depresión se puede variar en intensidad y puede agravarse. Asi como manifestarse junto a otras afecciones tales como, cefaleas, taquicardias, trastornos del sueño y de la alimentación… Éstos son algunos de los síntomas del estrés postvacacional:

  • Sensación de cansancio y de falta de energía.
  • Falta de ganas y de iniciativa para realizar las tareas.
  • Cansancio injustificado.
  • Dificultades para conciliar el sueño.
  • Somnolencia a lo largo del día.
  • Falta de concentración.
  • Sensación de agobio.
  • Pensamientos negativos y pesimistas.
  • Cambios de humor.
  • Desinterés y falta de motivación por el trabajo.
  • Desilusión general por la forma de vida que se lleva.

Si este cuadro es muy intenso y se mantiene lo largo del tiempo, puede derivar en  un trastorno de ansiedad , un trastorno depresivo e incluso trastornos de la alimentación o el sueño. Sin embargo, lo habitual es que los síntomas remitan por sí solos a los pocos días, una vez que hemos vuelto al ritmo de trabajo y de vida habitual.

10 Consejos para superar el síndrome postvacacional

  1. Programa tu regreso con tiempo. Tómate un par de días para retomar tus rutinas
  2. Aborda tus actividades laborales progresivamente. Prioriza las más importantes y urgentes y comienza por las más sencillas y placenteras.
  3. Regula y respeta tus horas de sueño tras la vuelta al trabajo.
  4. Haz deporte.
  5. Elimina los pensamientos negativos recurrentes.
  6. Organiza tu tiempo y disfruta de las cosas que te gustan.
  7. Desconecta del trabajo.
  8. Pon límites y aprende a decir “no”. Cada cosa, a su tiempo.
  9. 9.Analiza y ten en cuenta lo positivo del dia
  10. Ten paciencia. El síndrome postvacacional es pasajero.

Si tras unos días después de vuelta al trabajo y las rutinas estos síntomas continúan o incluso se agravan, consulta con tu medico. A continuación te dejamos un enlace a un test para que conozcas el nivel de estres que padeces: ¿ESTAS REALMENTE ESTRESADO? Test  (Vivir más y Mejor. Diario El Mundo. Expansión)  

Acerca de Vanesa Pizarro. Directora de Coordinación Pedagógica

Directora de Coordinación Pedagógica
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios